O recuncho de Suso

Provocación

, Domingo 17 de Octubre de 2004, 0:08

Que yo me aclare:

  • Van cada dos por tres a Cuba para hablar con disidentes cubanos, pidiendo un visado en la embajada cubana advirtiendo de lo que quieren hacer.
  • Durante años no tienen ningún problema.
  • El día de la hispanidad, el embajador español en Cuba hace un discurso en el que aboga por reconducir las relaciones España-Cuba, y es duramente criticado por el PP.
  • Unos días después de esto, organizan un viaje similar a los anteriores, pero sin pedir un visado específico, sólo visado de turista.
  • Cuando en La Habana se percatan de que es un viaje político, no les dejan entrar. Es lo que tiene, ya sabemos todos que Cuba no es un país libre. No hace falta que Rajoy nos recuerde que Cuba es “una dictadura donde los disidentes no pueden ejercer ninguna actividad política” (muy listo, sí señor… es que lo contrario sería un oxímoron).
  • Automáticamente los medios afines al PP relacionan el incidente con el discurso del embajador (inciso: pongo el enlace a LD trucado por si las moscas), y más tarde hacen lo mismo los dirigentes de ese partido, culpando del incidente a la política exterior de Zapatero.

Qué quieren que les diga… A esto en mi pueblo se le llama provocación, o bien ball-touching ™.

Ya sabemos todos que Cuba es una dictadura: la gente no tiene libertad, y en muchos casos se ven atacados sus derechos humanos. Todos confiamos en que en el futuro pueda producirse una transición pacífica hacia la democracia, y allí España tendrá que tener un papel fundamental como antigua potencia colonial.

Pero para esto es esencial estar situado, y en ningún caso adoptar la postura de confrontación radical del PP, haciendo seguidismo de los EEUU y dando por bueno el embargo comercial de los norteamericanos sobre el país caribeño. Si es importante para los cubanos gozar de libertades y derechos democráticos, ¿no lo es también que mejoren sus condiciones de vida pudiendo acceder a recursos básicos como alimentos o energía? ¿Por qué no se acuerdan de eso en el PP? ¿Qué sentido tiene tomar esa postura cuando en España no tenemos ningún grupo de cubanos anticastristas que puedan hacer presión política como sucede en Florida? Y encima los radicales somos los demás…

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Disculpe, los comentarios están cerrados.